16 noviembre 2018

...

que difícil mutar
que difícil no extrañar la piel que tiraste
no sentir pánico
de que eso fuera lo único tuyo
(y acabás de dejarlo ahí, en el suelo)

que difícil hallarte en la piel nueva
irte dando cuenta
de que algún que otro dibujo
te resulta familiar
porque, tal vez,
estaba debajo de la piel
y se trasluce

que difícil dejar de fijar la mirada
en esos dibujos
y empezar a reconocer
y aprender
los nuevos
Publicar un comentario