26 septiembre 2017

#2 demostración por absurdo

Iba a empezar diciendo que tengo un pie de cada lado
de esta derivada igualada a cero,
después me arrepentí

Pero no porque la referencia matemática me parezca demasiado,
después de todo, es gran parte de lo que soy
me arrepentí porque no estoy segura de que esta parte sea diferenciable
(y mucho menos, constante)
es toda tan hermosamente discontinua e infinita.
además, tampoco creo que haya un límite
al que pueda aproximarme, por ninguno de los lados.
además, tampoco creo que tenga solo dos pies.

y ahí ya no se entiende nada.
pero es lindo que no se entienda, ¿o no?
porque la felicidad,
en medio de tanta incertidumbre,
tampoco se entiende
pero está ahí
Publicar un comentario